LEO Network

Acerca de la red LEO

Los ojos, oídos y voz de nuestro medio ambiente en proceso de transformación

La red de observadores ambientales locales (Local Environmental Observer, LEO) se conforma de observadores locales y especialistas en diversos temas que intercambian conocimientos sobre eventos extraordinarios relacionados con la fauna, el medio ambiente y fenómenos meteorológicos. La red LEO permite conectarse con otros miembros de la comunidad, intercambiar observaciones, crear mayor conciencia y encontrar respuestas concretas sobre eventos ambientales de relevancia. Asimismo, con LEO es posible contactar a especialistas en un tema específico que pertenecen a organizaciones muy diversas y formar parte de una extensa comunidad de observadores.

Registro: El primer paso consiste en registrarse como miembro de la red LEO y crear un perfil personal. En su perfil, cada miembro puede archivar las observaciones presentadas; recibir reconocimientos conforme se va profundizando en conocimientos relacionados; rastrear materiales publicados, y conectarse con otros miembros de LEO.

Búsquedas: Los miembros pueden realizar búsquedas en la base de datos de la red LEO, ya sea desde el portal o a través de la aplicación móvil LEO Reporter. Una opción para consultar observaciones recientes consiste en utilizar el motor de búsqueda desde el mapa. Desde la función “Explorar”, en la parte izquierda de la banda o menú superior del sitio web, es posible realizar búsquedas por tema, año, mes o estación, o lugar. Los resultados de la búsqueda aparecerán en el mapa y también en la lista de observaciones por orden cronológico.

Observaciones: Los miembros también pueden presentar observaciones. Cuando tenga un evento que compartir, haga clic en el enlace “Presentar una observación”, que se desplegará bajo su nombre de usuario, en la parte derecha de la banda o menú superior del sitio web. Una serie de instrucciones le ayudarán a compartir el reportaje y las fotografías de su observación. Si se encuentra fuera del área de servicio de su teléfono celular, no se preocupe: con la aplicación LEO Reporter, puede seguir los pasos para presentar su observación y, tan pronto tenga conexión y se restablezca el servicio, ésta se subirá y cargará automáticamente a la base de datos.

Revisión: Una vez enviada una observación, nuestro equipo editorial se encarga de su revisión. De resultar seleccionada, la observación se publicará en el mapa LEO, donde estará visible para todos los miembros de la red. Las observaciones también pueden seleccionarse para ser objeto de consultas especiales, en cuyo caso especialistas en el tema, con base en sus conocimientos o experiencia, emiten comentarios al respecto.

Centros regionales: Los centros regionales son instalaciones albergadas por organizaciones que prestan servicios de apoyo a la red LEO al interior de una región geográfica. Entre los servicios que presta un centro regional se incluyen asistencia editorial; interconexión de observadores con especialistas en un tema determinado; organización de seminarios web o grupos de análisis; publicación de boletines informativos a escala regional, y preparación de proyectos especiales.

¿Dónde nace la red LEO?

Las comunidades del Ártico fueron algunas de las primeras en experimentar efectos significativos del cambio climático. En 2009, el Consorcio para la Salud de las Tribus Nativas de Alaska (Alaska Native Tribal Health Consortium, ANTHC) estableció el Centro sobre Cambio Climático y Salud (Center for Climate and Health) con el propósito de ayudar a describir la conexión entre el cambio climático y sus efectos en la salud y el medio ambiente. En 2012, gracias al financiamiento otorgado por la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency, EPA) de Estados Unidos, se lanzó la red LEO como una herramienta para ayudar al sistema tribal de salud y a observadores locales a intercambiar información sobre dicho fenómeno.

En 2015, el ANTHC y Resource Data Inc. (RDI) crearon la aplicación móvil LEO Reporter a fin de aumentar el acceso a la red y mejorar el manejo de datos y sus funciones analíticas. Ese mismo año, en el marco de la presidencia estadounidense del Consejo del Ártico, la red LEO resultó seleccionada como programa modelo para contribuir a crear mayor conciencia y mejorar la comunicación en relación con el cambio climático en la región circumpolar. En la actualidad se continúan logrando avances en la red y forjando nuevas alianzas con observadores locales en el Ártico y el resto del mundo.

Última actualización Apr 20, 2017